• Tramites
  • Directorio

"13 años de Oceanografía Física en Ecosur"

Jueves 23 de febrero. La Dra. Laura Carrillo Bibriezca, presentó la ponencia “13 años de Oceanografía Física en Ecosur”, en el auditorio de biblioteca. La Dra. Carrillo mencionó que los procesos oceanográficos en las zonas arrecifales del Sistema Arrecifal Mesoamericano toman una fuerte relevancia para la dispersión y el transporte de propágulos, incluyendo larvas de peces, y otras larvas de invertebrados, sobretodo de importancia comercial como son los meros y especies afines, pargos, la langosta espinosa (filosomas y puerulos), caracol rosado, y de importancia ecológica como lo son los corales. En base a diferentes estudios desarrollados a lo largo de estos 13 años se ha encontrado que en la escala oceánica, la corriente de Yucatán, una de las corrientes más intensas del mundo, sobresale como la característica oceanográfica más importante en el Caribe Mexicano, esta corriente tiene una variabilidad espacial en su paso a lo largo de las costas de la península de Yucatán, con magnitudes relativamente mayores hacia el canal de Yucatán y relativamente menores en la parte sur del Caribe Mexicano. Adicionalmente, se ha atribuido a la presencia de un giro de submesoescala al sur del Canal de Cozumel derivado de las interacciones de la corriente de Yucatán con la batimetría y la configuración de la línea de costa y un giro en el golfo de Honduras. Gran parte del Caribe Mexicano es caracterizado por una plataforma estrecha (menor a 3 km) y por la presencia de arrecifes de coral. Por lo tanto, la variabilidad en la zona costera del Caribe Mexicano se espera esté dominada por el efecto del paso de la corriente de Yucatán y su interacción con la costa, como se ha observado por medio de mediciones. Los procesos en la zona costera son complejos, no solamente por el efecto de la fricción sobre la circulación de la corriente dominante, que en nuestro caso es la Corriente de Yucatán, sino también debido al cambio de procesos oceánicos a costeros, donde la variabilidad aumenta debido a otros forzantes que se vuelven relevantes. El régimen de mareas, si bien sujeto a un régimen micromareal, no deja de ser relevante en la zona costera, agregando una variabilidad diurna al sistema, además del efecto del oleaje, y del viento. Otro factor a tomar en cuenta en la circulación costera es el efecto del paso de tormentas, nortes o eventos extremos como huracanes, capaces de modificar las condiciones de oscilación natural. Se ha observado que los organismos del plancton pueden funcionar como trazadores no pasivos, y se plantea que tienen una sincronía con los procesos oceanográficos a diferentes escalas. Los procesos oceanográficos en la zona costera juegan un papel clave para el reclutamiento de larvas y dinámica de las poblaciones. Por otro lado, contaminantes, nutrientes, algas y esporas, así como la llegada de sargazo, claves para el estado de salud de los sistemas arrecifales, son claramente afectadas por la dinámica de esta zona costera que continúa explorándose.